El elevador alpino más rápido de Europa

22.08.2018

¡El ascensor Hammetschwand en Bürgenstock fue inaugurado en 1905! Es el segundo elevador al aire libre más antiguo de Europa y representa un logro sin precedentes para Schindler.

Favor contactarnos para mayor información:

Tel. +52 55 50 80 14 00 

comunicaciones.externas@mx.schindler.com

Muchas celebridades de todo el mundo han utilizado el increíble ascensor para llegar a la cima de Bürgenstock. La plataforma muy por encima de Bürgenstock se describe a menudo como el mirador más bello de Lucerna. Cuando se renovó en 1991/92, el "ascensor en la montaña" se convirtió en el ascensor al aire libre más rápido de Europa: ¡cualquiera que lo mantenga debe estar 100% libre de mareos!

No sólo un elevador regular

Desde su remodelación a principios de los 90, los pasajeros han podido disfrutar del elevador alpino en el Hammetschwand en una cabina panorámica acristalada de tres lados, que funciona con un accionamiento directo sin engranajes y velocidades de hasta 3,15 metros por segundo. En el momento de su montaje, este fue el eleavtor más rápido de Europa, ¡y todavía está en la cima de la "Champions League" para ascensores al aire libre!

Un testigo de pioneros y heroísmo

Dado el fascinante panorama de Alp Hammetschwand, el pionero del hotel, Franz Josef Bucher, decidió construir un hotel en 1903 por 500,000 francos, una cantidad significativa en ese momento, con un cómodo acceso para los huéspedes del hotel. .

El "Felsenweg", una de las rutas de montaña más bellas de Europa, fue obra de mineros de Austria. Colgados de cuerdas, los valientes usaron dinamita para volar el hueco del ascensor y la sala de máquinas de la roca. La estación del valle se construyó a 961 metros sobre el nivel del mar y alrededor de 500 metros sobre el nivel del lago de Lucerna (la altura del ascensor es de 152 metros). El viaje en el primer ascensor a la estación de montaña ubicada a 1114 metros duró unos tres minutos. Hoy en día toma menos de un minuto.