Aeropuerto Internacional de Beijing Daxing

18.03.2019

Una de las nuevas siete maravillas del mundo cuenta con equipos de Schindler para el transporte de sus pasajeros.

Favor contactarnos para mayor información:

Tel. +52 55 50 80 14 00 

comunicaciones.externas@mx.schindler.com

La rampa móvil más larga de Schindler para el aeropuerto internacional de Beijing Daxing

El Aeropuerto Internacional de Beijing Daxing, que todavía está en construcción, será el aeropuerto más grande del mundo, nombrado como una de las nuevas siete maravillas del mundo moderno por The Guardian. Este gran proyecto tiene una variedad de características, como el área del techo más grande del mundo, la primera tecnología de aislamiento de base nacional de vanguardia, así como el diseño del flujo mixto de pasajeros de llegada y salida. Cubrirá las crecientes necesidades de transporte aéreo en la región de Beijing y mejorará la presencia de la aviación civil del país.


El modo dual de entrada y salida adoptado por el nuevo complejo de terminales mejorará enormemente la eficiencia de la transferencia de pasajeros. La distancia desde el lugar de entrega hasta las puertas de embarque será de más de 600 metros, es decir, se tarda hasta 8 minutos en abordar el avión. La eficiencia de los viajes del nuevo aeropuerto de la capital china se mejorará aún más con las modernas instalaciones móviles. Entre ellas se encuentra la rampa móvil más larga de China con una longitud de 93 metros, producida en la planta de Schindler en Shanghai.

El aeropuerto más grande del mundo con enormes dimensiones

El Aeropuerto Internacional de Beijing Daxing es una infraestructura importante para apoyar el establecimiento de la economía neo china.

Fue diseñado por la arquitecta Zaha Hadid y cubre un área de casi 3 millones de metros cuadrados, equivalente al tamaño de 63 Plazas de Tian'anmen, con una inversión total de aprox. 12 mil millones de dólares. El proyecto ha programado 7 pistas, con el fin de permitir el despegue y el aterrizaje de alrededor de 620,000 aviones por año y lograr el rendimiento de 100 millones de pasajeros por año. Se espera que el aeropuerto esté abierto en otoño de 2019.

Instalaciones Schindler

172 elevadores Schindler 5500 y 62 rampas móviles Schindler 9500 con su avanzado diseño respetuoso con el medio ambiente y su excelente tecnología de tracción con correa de acero acercarán a los pasajeros a sus puertas en el nuevo centro de Beijing.