05.08.2014

El ascensor solar, una de las 100 Mejores Ideas del Año

  

El ascensor es la columna vertebral del edificio. Por ello Schindler reafirma su plena integración en una gestión global de desarrollo sostenible. La compañía cuenta con una larga trayectoria de investigación y desarrollo de nuevas medidas de cuidado y respeto del medio ambiente, ya que la sostenibilidad es una parte fundamental de la cultura del Grupo.

El nuevo ascensor solar de la multinacional suiza es una versión más ecológica del modelo más vendido en la historia de la compañía, el Schindler 3300. Se trata de la más importante innovación de Schindler en el empleo de energías limpias como modo de tracción de sus ascensores, y supone un importante ahorro energético, de hasta el 50% del consumo del modelo convencional en un año.

Este ascensor solar funciona o con la energía de sus placas voltaicas, la de la red eléctrica o bien gracias a una combinación de ambas. En función de las condiciones y la disponibilidad de su fuente de alimentación, la luz solar, el desplazamiento de este modelo puede ser completamente autónomo.

Para la instalación de los paneles voltaicos, situados en la parte superior del ascensor, se realiza un estudio previo del tráfico del edificio. Estos paneles son lo suficientemente grandes como para proveer de energía al ascensor durante períodos de luz menos intensa, y la energía captada por los paneles solares puede ser empleada inmediatamente, almacenada en baterías o bien reutilizada por la propia red.

El ascensor solar ofrece una característica diferencial para los mercados que experimentan frecuentes cortes de energía, un problema común en los países emergentes, y es que no depende exclusivamente de la red eléctrica, por lo que puede funcionar durante los cortes de energía. El aprovechamiento de la energía solar almacenada asegura la continuidad de la operación y reduce al mínimo la posibilidad de que los pasajeros se queden atrapados en el ascensor.

Las cifras de ahorro energético dependen tanto del tráfico del ascensor como de las condiciones ambientales. Contamos con que el ascensor puede almacenar hasta un 90% de energía procedente de la luz solar. En función de los paneles fotovoltaicos disponibles, la energía empleada por el ascensor para su movimiento puede ser hasta de un 100% procedente de la luz del sol. La ventaja principal de este ascensor solar es la sustitución de la energía convencional utilizada normalmente por energía solar limpia.