Movilidad urbana Schindler

Mantenimiento

El mantenimiento preventivo tiene como objetivo asegurar, en la mayor medida de lo posible, el correcto y normal funcionamiento de las instalaciones, eliminando y previniendo a tiempo los posibles fallos de material y funcionamiento y garantizando en todo momento una continuidad y seguridad en su utilización.,

Mantenimiento preventivo

Para conseguir este objetivo es necesario efectuar una planificación inteligente que permita optimizar la correcta utilización de medios técnicos, materiales y humanos.

En nuestro caso concreto, para efectuar la planificación de un mantenimiento preventivo de las instalaciones, es imprescindible tener en consideración una serie de condicionantes técnicos, legales y humanos.

Condicionantes Técnicos

El sistema de mantenimiento preventivo de Schindler define las operaciones técnicas que se llevan a cabo para conseguir los objetivos previstos.

Condicionantes Legales y Contractuales

Todos los ascensores de personas deben ser revisados de forma periódica por una entidad colaboradora de la Administración, OCA, emitiendo el Acta de Inspección correspondiente, los acuerdos contractuales entre el cliente y Schindler, pueden obligar a la realización de un determinado número de visitas, unos trabajos de mantenimiento específicos, etc. fijados en el Contrato de Mantenimiento.

Condicionantes Humanos

Constituye el elemento principal del sistema, ya que de nada sirve lo anterior si no se dispone de un personal técnico, responsable, formado y competente.

De acuerdo con los programas de formación implantados por Schindler, el nivel de conocimiento del equipo técnico tiene un alto nivel de conocimiento y responsabilidad y una amplia experiencia, por lo que es posible incorporar en el sistema de mantenimiento el concepto autocontrol, esto es la posibilidad por parte del operario de planificar su trabajo, en base a su propia disponibilidad, condiciones de servicio de la instalación, estado de la misma, etc.

Un nuevo estándar europeo fija normas importantes

Por primera vez en Europa una norma se aplica al mantenimiento de ascensores y escaleras mecánicas: la EN 13015.

En esta norma, se exponen todas las regulaciones que determinan las instrucciones de mantenimiento de nuevas instalaciones.

En cuanto a instalaciones existentes la norma EN 13015 es igualmente relevante.